Libro: CON LOS PIES SOBRE EL ASFALTO (Itziar Matamoros, 2019, 240 páginas)

La historia de Ramiro Matamoros, conocido como el “rey de las populares”.

Como se añade al propio título estamos ante una biografía del corredor Ramiro Matamoros, escrita por su propia hija Itziar, periodista y escritora.

Es un libro de muy fácil lectura, escrito desde la cercanía. En ello contribuye seguramente que lo escribe su propia hija. De ahí la cantidad de simpáticas anécdotas que pueblan sus páginas. Por otro lado, el estilo rápido y directo contribuye a que sea un libro que se lee muy rápido. Además, está estructurado en 42 kilómetros/capítulos en un guiño a la distancia maratoniana.

Resumiendo quien era Ramiro Matamoros, para el que no esté familiarizado con su nombre, fue uno de los mejores corredores españoles durante más de dos décadas: de finales de los 70 hasta bien entrados los años 90. Sus múltiples victorias le dieron el apodo de “rey de las populares”.

Para los corredores españoles en torno a los 50 años su nombre era una constante en los medios. Sin embargo, para los que somos un poco más jóvenes y que no llegamos a competir en “su época”, este libro nos acerca a una de las personalidades más interesantes del mundo del running en España. Como en tantos lugares “el boom del running” hizo que pasara de ser una actividad par una minoría a ser un “deporte de masas”.

Ramiro Matamoros nació en un pequeño pueblo de Ávila, Navarrevisca, en 1957. Seguimos sus pasos desde niño hasta que se desplazó a Madrid por motivos de trabajo. Correr se cruzó en su vida por casualidad, y sin contar ni con los medios de otros atletas que se dedicaban en exclusiva a correr, él empezó a competir con gran éxito, mientras compaginaba su trabaja como repartidor de patatas fritas para una conocida marca. De ahí viene otro de sus sobrenombres como “rey de las patatas fritas”.

A lo largo del libro seguimos sus pasos deportivos y familiares, acompañado con su inseparable mujer Begoña, y numerosos familiares y amigos por toda la geografía patria, e incluso allende sus fronteras.

Entre sus logros más destacados ganó la San Silvestre Vallecana Popular en su primera edición, en 1978, compitiendo al día siguiente en la San Silvestre para atletas de élite, donde quedó entre los 20 primeros. Ganó esta carrera en otras 6 ocasiones, la última de ellas en 1994.

En la distancia del maratón, ganó el Maratón de Valencia de 1985 en su debut en la distancia, y el Maratón Popular de Madrid de 1986 (también fue segundo en 1994). A su vez participó con pundonor en los maratones de Chicago y Nueva York.

Sin embargo, las lesiones se cebaron pronto con él. Esto y compaginar largas jornadas de trabajo, sin seguir una alimentación y descanso adecuados, que otros deportistas sin requerimientos laborales tan exigentes podían permitirse, posiblemente nos privaron de quien podía haber sido uno de los mejores atletas españoles de la historia. Aun así, sus mejores marcas fueron:

  • 10000: 29’11’’,
  • media maratón: 1h03’49’’,
  • maratón 2h16’56’’ (cuando el récord nacional estaba en 2h11’10’’)

Que le ponían a un nivel altamente competitivo, aunque después de su lesión dejó, de golpe y sin aviso, a dejar de formar parte del grupo de los mejores.

El libro nos presenta a amigos suyos tan conocidos y exitosos como Fabián Roncero o Abel Antón, entre otros muchos, y cuenta con algunas opiniones valiosas y ajenas al ámbito familiar.

Una vez que las lesiones le apartaron de su las carreras, encontró su motivación, una vez más de forma inesperada, en dos proyectos ligados al atletismo: el club de atletismo de Alcobendas (más tarde San Sebastián de los Reyes)/Clínica Menorca, y el grupo Corre en Rosa, para acercar la práctica deportiva a pacientes de cáncer de mama y ovario.

En definitiva, un libro muy recomendable para entender el atletismo popular de una época, y en el que muchos corredores de cierta edad pueden verse reflejados. Y no menos importante, también el retrato de una figura mítica del panorama popular español: Ramiro Matamoros, el “rey de las carreras populares” y el “rey de las patatas fritas”.

 

Terminamos con una de las últimas frases del libro:

“No sabe si ha sido un buen atleta, pero lo que seguro que sí consiguió, fue ser una persona que vivió fiel a su personalidad. Sin pensar en el que dirán, buscando a toda costa su felicidad y la de los suyos”.

Para encontrar más información sobre el libro y la autora:

https://conlospiessobreelasfalto.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *