CAMPEONES OLÍMPICOS DE MARATÓN (XXI) – Los Ángeles 1984: CARLOS LOPES (1947-)

«Más que ser el primero,

héroe es quien sabe darlo todo,

y dentro de sí,

ir más allá«

 

Carlos Lopes

La ciudad de Los Ángeles fue elegida anfitrión de unos Juegos Olímpicos por segunda vez, tras haberlo hecho también en 1932. La única otra candidata había sido Teherán, que se retiró después de la Revolución iraní. Al contrario que en otras ocasiones, donde los costes excesivos eran habituales, estos JJOO fueron un ejemplo de gestión: los bajos costos de construcción y la financiación privada permitieron un beneficio de 250 millones de dólares. El antiguo Memorial Coliseum de Los Ángeles 1932 fue restaurado para usarlo nuevamente como Estadio Olímpico, mientras varios campus universitarios sirvieron como Villa Olímpica.

Debido al boicot de los EEUU a Moscú 1980, 14 países del Bloque Oriental decidieron no participar en Los Ángeles 1984, incluyendo la Unión Soviética y Alemania Oriental. Entre ellos solo la antigua Yugoslavia y Rumanía participaron, acabando Rumanía en segundo lugar en el medallero, solo por detrás de los EEUU, que encabezó el ranking por primera vez desde 1968.

En atletismo, Carl Lewis obtuvo 4 medallas de oro, equivalentes a las obtenidas por Jesse Owens en Berlín 1936. Sebastian Coe, del Reino Unido, se convertía en el primer atleta en ganar los 1500m en dos ocasiones consecutivas, mientras que Nawal El Moutawakel era la primera mujer musulmana africana en ganar una medalla olímpica, después de su victoria en los debutantes 400m vallas.

El maratón comenzaba en la pista del Santa Monica City College, con final en el Estadio Olímpico. El recorrido era bastante accidentado, especialmente en los primeros ocho kilómetros, con bastante pendiente, y nuevamente, aunque más gradual, en los últimos diez.

Con maratones de calidad cada vez más frecuentes, había múltiples opciones para que los países seleccionasen sus equipos olímpicos. Algunos países como EEUU y Japón aún organizaban pruebas de selección propias. Otros eligieron el maratón preolímpico de Los Ángeles, que se organizó sobre el futuro recorrido, como prueba de selección.

Waldemar Cierpinski, ganador en las últimas dos Olimpiadas, se perdía la cita por el boicot de la Unión Soviética, pero las otras grandes figuras estaban allí. Alberto Salazar de los EEUU era poseedor del récord mundial. Rob de Castella, de Australia, era el vigente campeón mundial e invicto en maratón desde hacía cuatro años. Además, había un poderoso equipo japonés (Toshihiko Seko y los gemelos Shigeru y Takeshi Soh), y los temibles africanos, con sus ritmos suicidas y estrategia de «ganar todo-perder todo».

Carlos Alberto de Sousa Lopes nació en Vildemoinhos, cerca de Viseu, Portugal, en una familia humilde, donde tuvo que trabajar desde muy joven. Le gustaba el fútbol, pero descubrió por casualidad que era bueno corriendo. A los 16 años fue tercero en el Campeonato Nacional Junior de Cross-Country y firmó por el equipo de atletismo del Sporting Clube de Portugal, en Lisboa, para entrenar bajo la dirección de Martin Moniz Pereira.

Participó sin éxito en los JJOO de Múnich 1972, aunque solo comenzó a destacar en 1976 al ganar el Mundial de Cross-Country. En los JJOO de Montreal 1976 continuó su racha, y ganó la plata en los 10000m, solo detrás del gran Lasse Virén. Después de estos Juegos, Lopes solo volvió a destacar de nuevo en 1982 (no pudo clasificarse para Moscú 1980) al romper el récord europeo en los 10000m. A finales de ese año decidió probarse en la distancia del maratón en Nueva York. Aunque no terminó, se quedó con buen sabor de boca, al descubrir que podía competir con los mejores.

Un año después terminó segundo en el maratón de Rotterdam, y ya en 1984, con las Olimpiadas cerca, consiguió revalidar su título mundial de cross-country y correr los segundos 10000m más rápidos de la historia, ayudando a su compañero de equipo Fernando Mamede a romper el récord mundial en la distancia. Una semana antes de los JJOO salió ileso tras sufrir un atropello en Lisboa. Estaba listo para sus terceros JJOO, esta vez en la distancia del maratón.

El maratón de Los Ángeles 1984 estaba programado para el 5 de agosto a las 17.00. Las mujeres habían debutado por la mañana en la distancia, con victoria para la estadounidense Joan Benoit. La temperatura era de 23°C a la sombra, y un recorrido expuesto a la radiación solar en su mayor parte. De inicio había 107 atletas representando a 59 países: el maratón olímpico más global hasta entonces.

Como se esperaba, los atletas africanos salieron al ataque. En el 10k (31.09) Ahmed Ismail, de Somalia, cruza en cabeza, a poca distancia de los favoritos. Todo están al acecho. Justo antes de los 20k, el japonés Takeshi Soh decide probar su suerte. Cruza en 1.01.20, con una mínima ventaja de 6s sobre Lopes, Joseph Nzau (Kenia) y Gidamis Shahanga (Tanzania), seguidos de cerca por dos grandes grupos. La carrera está abierta, aunque ya Salazar se ha quedado muy atrás y descartado para la batalla definitiva. Uno menos para pelear por las medallas.

El ritmo es rápido, para acabar en 2.09. Solo unos pocos corredores han podido correr más rápido con anterioridad. A pesar del ritmo en el 30k (1.33.02) aún hay 12 corredores separados únicamente 2s. ¡Nunca la victoria había estado tan cerca para tantos! En los 35k se destaca solo un trío al frente, con Lopes, John Treacy (Irlanda) y Charles Spedding (Reino Unido). Alcanzando los 37k Lopes entiende que es ese momento o nunca: aumenta la longitud de su zancada y sus acompañantes no pueden seguirlo. Empieza así a tomar ventaja. Sus 5k del 30 al 35k habían sido en 15.21, ¡y solo 14.33 del 35 al 40k!

Lopes ingresa en solitario a la pista del estadio y reclama su victoria en 2.09.21, un nuevo récord olímpico. Los otros dos corredores aún estaban a 200 metros de distancia. La medalla de plata es finalmente para el irlandés Treacy (2.09.56), tras superar a Spedding (2.09.58) cuando ya estaban en el estadio.

Lopes fue el ganador con más edad de Los Ángeles 1984, y aún el ganador de más edad en el maratón. A su vez es el único corredor junto con Steve Mimoun en ganar en el mismo año el maratón olímpico y el Campeonato Mundial de Cross-Country. De regreso en Portugal fue recibido como un héroe nacional, aunque continuó con su entrenamiento habitual. Su carrera en el maratón aún no había terminado. En 1985, de vuelta en el maratón de Rotterdam, detuvo el crono en 2.07.12, estableciendo un récord mundial que duraría tres años. Sin embargo, fue el último maratón que consiguió terminar. Una serie de lesiones terminaron prematuramente su carrera deportiva en 1985.

 

Más para ver:

Un video con final del maratón en:

https://www.youtube.com/watch?v=klzKwLQP4NE

 

Fuentes:

https://en.wikipedia.org/wiki/1984_Summer_Olympics#Athletics

https://en.wikipedia.org/wiki/Carlos_Lopes

https://elpais.com/diario/1984/08/14/deportes/461282410_850215.html

https://blogs.20minutos.es/quefuede/2012/07/04/que-fue-de-carlos-lopes/

“The Olympic Marathon”, DE Martin & RWH Gynn. Human Kinetics, 2000.

Los Angeles 1984 logo
Sam the Eagle. Mascota oficial de Los Angeles 1984

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *