MARATÓN BP CASTELLÓ (16/02/2020 – 88)

En la salida

Puntuación: 5 / 5

Pros: recorrido plano; facilidad de estacionamiento.

Contras: ninguno que recordemos.

El maratón de Castelló estaba celebrando su décimo aniversario, y parecía una buena ocasión para probarlo. Con distancias de maratón y 10k, la media maratón está ausente. Además, este año ha sido reconocido con la etiqueta de bronce de World Athletics.

Llegar a Castelló generalmente implica viajar por Valencia, que tiene mejores conexiones. Con trenes frecuentes entre ambas ciudades es una oportunidad para visitar los dos sitios en el mismo viaje.

La feria del corredor se encuentra en La Pérgola, una instalación deportiva justo en el área de salida/meta. Acudo a última hora del sábado y recojo el dorsal y el kit rápidamente. Todavía hay tiempo para hacer un poco el turista por el centro de Castelló y cenar.

La mañana aparece nublada y con una temperatura ideal de 11°C. La salida del maratón está programada para las 9.00, y los 10k solo 1 minuto después. La amplia avenida permite áreas de inicio segregadas, ideal para evitar confusiones y la aglomeración típica de los primeros kilómetros.

Personalmente llegamos con el maratón de Murcia hace solo 2 semanas, que ya corrimos después de recuperarnos de una gripe. El entrenamiento ha sido escaso, entre recuperarse del primer maratón y con el segundo a las puertas. Intentando probar una de nuestras entradas anteriores, sobre la toma de riesgos y los logros en maratón, decidimos arriesgar y alinear con el grupo de 3.30. Algo tal vez demasiado ambicioso considerando los 3.53 conseguidos en Murcia.

Con cerca de mil corredores en la distancia de maratón, el grupo 3.30 es de inicio numeroso. Como probablemente muchos habréis experimentado, correr en grupos cerrados tiene sus riesgos. Más posibilidades de tropezar con otro corredor, especialmente cuando algunos cambian de posición constantemente. Por lo general, salto el primer avituallamiento en los maratones, que son especialmente caóticos. Por suerte evitamos una caída, aunque no necesito preocuparme después de los 10k, tras los que empiezo a descolgarme. Incapaz de continuar con el grupo de 3.30 continúo a mi ritmo hasta la media maratón, que cruzo en 1.47.56.

Desde ahí empiezo a sentirme más cansado. No en mi mejor momento, la segunda mitad de la carrera se enfoca en terminar lo mejor posible. Con mis tiempos alejándose del objetivo deseado, el grupo de 3.45 también me supera en torno al kilómetro 33. Claramente, la segunda mitad de carrera es más lenta que la primera.

En los últimos kilómetros hay más público en las calles, a medida que regresamos al centro de la ciudad. Los aplausos son siempre bienvenidos, aunque especialmente al final, cuando las fuerzas escasean y cualquier estímulo se agradece.

Cruzo la línea de meta en 3.50.05 (tiempo neto de 3.49.46), posición 630 de 967 finalistas. Mi segunda mitad fue 12 minutos más lenta que la primera. Sin embargo, quedamos satisfechos. Completamos un nuevo maratón, es temprano en la temporada y aún quedan muchas carreras por venir.

Gracias por leernos.

La medalla del 10 aniversario
Co-catedral de Sta María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *