CAMPEONES OLÍMPICOS DE MARATÓN (VII) – París 1924: “ALBIN” STENROOS (1889-1971)

Tras albergar los Juegos Olímpicos en 1900 París se convirtió en la primera ciudad en organizarlos nuevamente. Fueron los primeros Juegos donde se utilizó el lema “Citius, Altius, Fortius”, o “Más rápido, más alto, más fuerte” en su traducción al español. Irlanda hizo su primera aparición como país independiente, y la distancia para el maratón se asentó en los familiares 42 kilómetros y 195 metros, que ya se habían utilizado en los Juegos de Londres de 1908.

Oskar Albinus Stenroos, conocido como Albin, nació en Vehmaa, Finlandia, en 1889. Fue miembro de una generación finlandesa a la que se conoció como los “Flying Finn”, o “Finlandeses voladores”, que dominaron el atletismo durante los años 20, con miembros destacados como el campeón olímpico Kolehmainen, que ya tuvo su propia entrada en este blog, y el famoso Paavo Nurmi entre otros. 

"Albin" Stenroos durante el maratón olímpico de París 1924

Stenroos corrió su primer maratón en 1909, aunque decidió enfocarse en distancias más cortas, y no volvería a correr un maratón hasta 1924. Ganó la medalla de bronce de los 10000 metros en los Juegos de 1912, y ayudó a su país a ganar la plata en la prueba de campo a través por equipos. En los años siguientes encadenó una serie de victorias en los campeonatos de campo a través de su país, estableciendo también varios récords mundiales en distancias entre los 20 y 30k. No compitió en los Juegos Olímpicos de 1920, y sintiendo que la competencia iba a ser muy dura para clasificarse por su país en los 5000 y 10000 metros para los Juegos de 1924 decidió probar suerte en el maratón. Así consiguió clasificarse en las pruebas de selección de su país, en mayo de 1924, sobre una distancia de 40.2k, distancia en la que no había competido en 15 años.

El domingo 13 de julio 58 participantes se alinearon en la salida del maratón olímpico, cuya salida había sido fijada para las 15 horas, pero que fue retrasada 2 horas por el intenso calor, y que el día anterior había terminado con numerosos participantes del evento de campo a través hospitalizados (y que hizo que dicho evento fuera apartado de la disciplina olímpica).

En un primer momento el atleta de Grecia Kranis tomó la delantera, seguido a poca distancia del canadiense Cuthbert. Tras 15k el francés Verger pasó a liderar la prueba, mientras Stenroos comenzaba a escalar posiciones. Próximo a la mitad de la prueba Stenroos se puso en cabeza, pasando la media maratón con 30 segundos de ventaja sobre su perseguidor más cercano. Su ventaja no hizo más que incrementarse a medida que pasaban los kilómetros. La medalla de oro parecía asegurada, aunque la lucha por las restantes medallas fue encarnizada, con numerosos cambios de posición entre los restantes atletas.

Stenroos entró al estadio sin aparentes señales de cansancio, y aseguró la victoria en 2.41.22, con casi seis minutos de ventaja sobre el italiano Bertini, medalla de plata. El estadounidense DeMar completó el podio un minuto más tarde. El tiempo caluroso hizo que solo 30 de los 58 corredores que tomaron la salida consiguieran terminar la prueba.

En cuanto al ganador Stenroos, su mejor resultado tras su victoria olímpica fue acabar segundo en el maratón de Bostón de 1926. Tras no conseguir terminar dicho maratón el año siguiente decidió poner punto final a su carrera deportiva.

Fuentes:

https://en.wikipedia.org/wiki/1924_Summer_Olympics

https://es.wikipedia.org/wiki/Albin_Stenroos

“The Olympic Marathon”. DE Martin & RWH Gynn. Human Kinetics Publishers 2000.

Salida del maratón olímpico (Stade de Colombes, 13 de Julio 1924)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *