CAMPEONES OLÍMPICOS DE MARATÓN (IV) – Londres 1908: JOHNNY HAYES (1886-1965) vs. DORANDO PIETRI (1885-1942)

Hayes en 1908
Pietri en 1908

Esta vez, aunque Hayes fue el ganador oficial del maratón olímpico, me veo obligado a escribir también sobre Pietri, quien aún desposeído de la victoria, consiguió con su esfuerzo cautivar el corazón del público inglés, y sin cuya presencia parte de esta entrada no tendría sentido.

Los Juegos Olímpicos de 1908 originalmente iban a tener lugar en Roma, pero la catastrófica erupción volcánica del Vesubio en 1906, que afectó severamente a la ciudad de Nápoles, llevó al gobierno italiano a renunciar a su organización, que podía verse como un gasto innecesario. Así pues, Londres tomó el relevo en la organización de los Juegos, construyendo para ello en tiempo récord un gran estadio en White City.

La distancia del maratón se incrementó desde los 40 hasta los casi 42k, de modo que pudiera comenzar en el Castillo de Windsor, y más tarde en otros 400m adicionales, para conseguir que la línea de meta estuviera situada justo enfrente del palco de la familia real dentro del estadio. De este modo y por primera vez se correría el maratón sobre una distancia de 42.2k, distancia que en 1921 se convertiría en oficial.

Pietri vivía en Capri, medía apenas 1m con 60cm y trabajaba en una pastelería. Había comenzado a correr en 1904, ganando el maratón clasificatorio que tuvo lugar en Atenas en 1906. En 1907 era el líder indiscutible en Italia de las pruebas de larga distancia, desde los 5000m hasta el maratón, habiendo sido capaz de correr una prueba preparatoria sobre 40k en 2.38.

En cuanto a Hayes, había nacido en Nueva York, en el seno de una familia de inmigrantes irlandeses. No era un novato en el maratón, puesto que había terminado en quinta posición en el maratón de Boston de 1906, tercero en 1907 (año en que ganó el maratón de Yonkers), y segundo en 1908, resultado que le clasificó para los Juegos Olímpicos, mientras conseguía mejorar sus marcas desde 2.55 a 2.30 y 2.26.

El 24 de Julio de 1908, con un tiempo caluroso para los estándares británicos, comenzaba el maratón con 56 corredores. El sudafricano Charles Hefferon se mostraría como un líder fuerte, y alrededor del kilómetro 32 tenía una ventaja de 4 minutos sobre el italiano Pietri, que iba en segunda posición, mientras que Hayes iba tercero. Su intenso ritmo hasta ese momento se mostraría como su mayor error, pues comenzó a sentirse mal. Pietri, que había mantenido un ritmo más conservador, le alcanzó a falta de poco más de 3 kilómetros para la llegada. Su esfuerzo perseguidor sin embargo también le iba a causar problemas, cuando ya a menos de 2 kilómetros comenzó a sufrir de fatiga y deshidratación. Entrando en el estadio, tomó la dirección equivocada, cayendo exhausto hasta en cuatro ocasiones diferentes durante su última vuelta, precisando en cada una de ellas ayuda para continuar corriendo. De cualquier modo, consiguió cruzar la línea de meta en 2.54.46, requiriendo 10 minutos para correr los últimos 400m. Unos segundos más tarde, y casi inadvertido para el público, entraba Hayes en meta en 2.55.18. La ayuda de los jueces significó la descalificación de Pietri, que sirvió así para coronar a Hayes como el ganador oficial del maratón olímpico.

Los esfuerzos de Pietri sin embargo no habían pasado inadvertidos, y la misma reina le hizo entrega de una copa de plata, similar a la que se ofreció al ganador, como recompensa simbólica. Por otro lado, Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes, que había estado cubriendo la carrera como corresponsal del Daily Mail y escrito acerca de la carrera y su dramático desenlace, lanzó una campaña pública para obtener fondos con objeto de ayudar a Pietri a abrir una panadería en su ciudad, campaña que finalmente consiguió recaudar 300 libras de la época.

Pietri se convirtió en una celebridad, y compitió contra Hayes en otras dos ocasiones en carreras de exhibición que tuvieron lugar sobre 262 vueltas en el Madison Square Garden de Nueva York, y que resultaron muy populares, contando con más de 20 mil espectadores. En ambas ocasiones Pietri fue el ganador. Continuó corriendo profesionalmente, y llegó a hacer un tour de carreras en Estados Unidos, ganando 17 de las 22 pruebas en que participó. De vuelta a su país en 1909 continuó corriendo durante dos años más, obteniendo la victoria y su mejor personal en su última carrera, el maratón de Buenos Aires de 1910, que ganó en 2.38.42. En tras solo tres años corriendo profesionalmente había ganado un montón de dinero para la época, aunque sus esfuerzos empresariales no fueron tan bien, llegando poco después a declararse en bancarrota. Finalmente se mudó a San Remo para dirigir un taller de reparación de automóviles.

Hayes también se tornó bastante popular, aunque como se ha contado anteriormente fue derrotado por Pietri en cada una de sus confrontaciones. Llegó a convertirse en entrenador del equipo de EEUU para los Juegos Olímpicos de 1912, y más tarde del equipo de campo a través del estado de Columbia, para instalarse finalmente en Nueva York y comenzar una exitosa carrera en el campo de la distribución alimentaria.

Pietri fue el primer perdedor “ganador”, y de no haber sido por aquellos últimos 400 metros, el ganador por derecho propio del maratón en los Juegos Olímpicos de 1908, aunque ya contaba con un lugar propio entre las leyendas del maratón.

Fuentes:

https://www.sports-reference.com/olympics/athletes/ha/johnny-hayes-1.html

https://www.theguardian.com/sport/2012/feb/29/50-stunning-olympic-moments

http://urbanian.mundodeportivo.com/es/deportes/2343/dorando-pietri-el-perdedor-mas-admirado-de-los-juegos-de-1908

https://www.libertaddigital.com/deportes/mas-deporte/2013-10-03/dorando-pietri-la-leyenda-del-primer-gran-perdedor-de-la-historia-1276500835/

Imágenes en el dominio público utilizadas bajo licencia Creative Commons

Pietri durante la carrera
Hayes durante la carrera
Entrada en meta de Pietri
Asistencia médica a Pietri tras finalizar el maratón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *