Maratón de los Alpes Marítimos Niza-Cannes (04/11/18 – 71)

Cartel de la carrera
#ILoveNice
Entrada a la feria del corredor

Primera participación en este maratón, aprovechando el puente de Todos los Santos para hacer una visita a unos amigos en Mónaco. Nunca había visitado la Costa Azul, y el maratón parecía la oportunidad perfecta para combinar deporte y turismo en el distrito 06 de Francia, que está intentando reconocer los Alpes Marítimos como Patrimonio Universal por la Unesco.

La carrera comienza en Niza, en la popular Promenade des Anglais, que acaparó titulares en 2016 por un ataque terrorista. Desde Niza y siguiendo la línea de la costa hacia el Este, la carrera continúa hasta Cannes, cruzando algunas pequeñas poblaciones en su recorrido de 42k. Junto al maratón hay otras modalidades, como el Breakfast Run, sobre 6 kilómetros, que tiene lugar el día anterior, y también dos carreras de relevos: 2×21 y un relevo con 6 etapas, la más larga de unos 10k. Multitud de pruebas al alcance de cualquier corredor.

La feria del corredor tiene lugar en un pabellón temporal en la plaza Massena, uno de los puntos más turísticos de la ciudad, y ofrece una buena representación de productos y carreras. Junto al dorsal recojo también el pase para el tren, que por 6€ ofrece viajes ilimitados durante el día de la carrera. Al ser la partida y la llegada en sitios diferentes, en mi caso necesito volver desde Cannes a Niza, donde voy a pasar la noche, y desde donde sale mi avión a casa después de la carrera.

El comienzo es a las 8am, con una temperatura agradable, un cielo cubierto de nubes, y la previsión de lluvias intermitentes durante el día. Al inscribirme elegí como objetivo las 3 horas y media, así que estoy localizado cerca de la línea de salida cuando partimos, en un número superior a los 5000 corredores. Por primera vez voy a probar un cinturón para transportar los geles, que compré en la feria del corredor el día anterior.

Vista de la Promenade des Anglais (lugar de partida)
Vista hacia la salida
Ambiente al inicio

Como en el último maratón decido acompañar al grupo de 3.30. En ese momento aún no sabía que la carrera iba a seguir el mismo patrón que en Burgos. Cruzamos los 10k a un ritmo fácil en 50 minutos. Pocos kilómetros después empiezo de nuevo a perder contacto, aunque aún consigo llegar a la media maratón no muy rezagado en 1.48. Desde el kilómetro 30 el “muro” se aparece en todo su esplendor, y decido olvidarme de las marcas y disfrutar de las magníficas vistas.

Probablemente no fue de gran ayuda que mi último entrenamiento hubiera sido el lunes, pues en general mis piernas agradecen más movimiento los días previos (generalmente el último entrenamiento es jueves o viernes). El grupo de 3.45 también me sobrepasa a falta de 10 kilómetros, que parecerán inacabables, pues mis piernas han decidido desconectar e irse de vacaciones, aunque ya veo Cannes a mi alcance.

Cruzo la meta en 3.53.24, en la posición 1695 de 4973 finalistas, recibiendo una bonita medulla y la camiseta de finalista. Después de mudar de ropa, es hora de encaminarse a la estación tras un breve paseo para volver a Niza.

Puntuación: 4.5 (sobre 5)

A favor: belleza del recorrido; medalla.

En contra: la versión inglesa de la página web no siempre aportaba la misma información que la original, y era difícil de seguir; largas filas en la estación de tren de Cannes para abordar los trenes.

Extras: no debemos exigirnos demasiado en cuanto a marcas cuando nos encontramos compitiendo casi de continuo. El cinturón resultó definitivamente cómodo para transportar los geles en la carrera.

Caja de muestras de regalo
Camiseta y medalla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *