CAMPEONES OLÍMPICOS DE MARATÓN (XXXII) – Beijing 2008: CONSTANTINA DIṬĂ (1970-)

Diṭă victoriosa en el maratón olímpico de Beijing 2008

Beijing ganó la votación para celebrar los JJOO de verano de 2008, derrotando las candidaturas de Toronto, París, Estambul y Osaka. El gobierno chino invirtió mucho en la renovación y construcción de las sedes que albergarían las competiciones. Para el atletismo se contaba con el Estadio Nacional de Beijing, conocido como el Nido de Pájaro.

El maratón femenino estaba previsto para el 17 de agosto, siguiendo un recorrido urbano diseñado específicamente para el evento. Las principales preocupaciones de los atletas durante los Juegos habían sido la contaminación, el calor y la humedad. Sin embargo, el día del maratón, la temperatura fresca, el cielo nublado y la llovizna ocasional se pusieron de acuerdo para facilitar la carrera.

Allí estaban 82 mujeres clasificadas. La rivalidad era máxima, pues entre ellas había 6 de las 10 maratonianas más rápidas de la historia, incluyendo hasta 29 corredoras que ya habían estado en Atenas 2004, incluidas sus tres medallistas Noguchi (Japón), Ndereba (Kenia) y Kastor (EEUU). Una vez más entre las favoritas estaba Paula Radcliffe, del Reino Unido y poseedora del récord mundial, con intención de superar su anterior fracaso olímpico.

Constantina Diță había nacido en Turburea, Rumanía, en 1970. Creció en una granja, donde pasó mucho tiempo corriendo tras los animales. En la escuela secundaria jugó al balonmano, pero lo cambió por la carrera a pie después de participar en una prueba atlética en la que logró ganar a todos los participantes varones. Como muchos otros corredores, comenzó a competir en pruebas de campo a través, aunque sin dejar de lado otras muchas distancias en su calendario. Su primer maratón fue en 1997, ganando una medalla de plata en los Campeonatos de Europa de 1999. Centrada más en la distancia de los 42k, fue décima en los Campeonatos del Mundo de Edmonton 2001, vigésima en los JJOO de Atenas 2004 y tercera en los Campeonatos del Mundo de Helsinki 2005. Su marca personal de 2.21.30 lograda en el Maratón de Chicago de 2005 era su mejor credencial para Beijing 2008.

La carrera comenzó lenta, con muchas corredoras en un gran grupo que cruzaba los 10k en 36.10, para un tiempo final estimado por encima de las 2h30m. A pesar de ello, Deena Kastor, una de las favoritas, estaba ya fuera cuando llegaron a los 5k.

En torno al punto kilométrico 16, otra de las medallistas de Atenas 2004, Ndereba, también empieza a perder contacto. Sin embargo, aún logra mantener al grupo de cabeza lo suficientemente cerca para mantener sus ambiciones. La media maratón se cruza en 1.15.11.

En ese momento las cosas se ponen interesantes, cuando Diță decide dar un golpe sobre la mesa. Se pone al frente y corre los siguientes dos kilómetros en 3.20 cada uno, abriendo una brecha de 30 segundos con el grupo, todavía de unas 20 corredoras. Pero no estaban preparadas para facilitarle tanto las cosas a Constantina: nada menos que Radclilffe asume la responsabilidad de la persecución.

Sin embargo, carecen de coordinación y la ventaja de Ditä sigue aumentando. Con Radcliffe sufriendo y el grupo perseguidor reducido a 10 corredoras, Zhou Chunxiu de China toma el relevo de la persecución a Diță, quien cruza los 30k en 1.45.04, 57 segundos por delante de ellas. Ndereba, que venía desde atrás, consigue reconectar con el grupo.

Con 7k para el final, Diță tiene una ventaja de 1.10. Sus intervalos de 5 km habían sido inalcanzables. Pero todavía tendrá que sufrir antes de asegurarse la victoria. Los esfuerzos de sus perseguidoras en esta última sección comienzan a dar sus frutos, y la brecha entre ellas se acorta rápidamente. Pero no lo suficiente, y Diță cruza primera la meta, en 2.26.44, solo 22s por delante de Ndereba, que logra volver a hacerse con la medalla de plata tras superar a la atleta local Chunxiu en la misma pista del Nido de Pájaro, por solo 1 s.

Había sido una competición muy apretada: un total de 7 corredoras terminaron la maratón por debajo de 2.28.00, entre ellas otro de las chinas, Xiaolin Zhu, en cuarto lugar, y la otra rumana, la veterana Lidia Simon, octava en su cuarta aparición olímpica.

Para Constantina Diță su victoria en Pekín 2008 fue el pináculo de su carrera deportiva, ya a la edad de 38 años, y aunque logró clasificarse para el maratón olímpico de Londres 2012, no pudo revalidar su victoria.

Su mejor marca conseguida en el maratón de Chicago 2005 (2.21.30) es aún récord nacional rumano.

 

Fuentes:

https://athleticsillustrated.com/the-constantina-dita-interview/

https://en.wikipedia.org/wiki/Constantina_Di%C8%9B%C4%83

https://sportsscientists.com/2008/08/beijing-2008-womens-marathon-splits/

Estadio Nacional de Beijing (El Nido del Pájaro)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.