CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS DE LOS ULTRA-CORREDORES

Foto de Brian Erickson (Unsplash)

Se define como ultramaratón cualquier carrera con una distancia superior a los 42.2k de un maratón. Correr tales distancias representa un desafío físico y mental para cualquier atleta.

Entre los inconvenientes más comunes de tal esfuerzo se encuentra dolor muscular, calambres, lesiones musculoesqueléticas, ampollas, fatiga, privación del sueño, confusión o pensamientos recurrentes de abandono, entre otros.

Comúnmente, los ultra-corredores utilizan una serie de estrategias psicológicas para mantener los niveles de motivación durante las carreras: tendencia a establecer metas a corto plazo, participar en auto conversaciones positivas, centrarse en las sensaciones corporales y la búsqueda de apoyo social.

Un artículo reciente ha tratado de dilucidar la psicología de los ultra-corredores, y si tienen alguna habilidad psicológica que les dé ventaja a la hora de correr ultra-maratones.

La resiliencia se puede definir como la capacidad para mantener el funcionamiento psicológico normal ante una situación de estrés. Desde un punto de vista psicológico, aún no está claro si los ultra-corredores son más resilientes que la población no corredora, aunque podría explicar su capacidad para hacer frente a las situaciones de estrés en carrera.

La regulación emocional puede definirse como la capacidad de influir en nuestras emociones. Podemos decidir «qué», «cuándo» y «cómo» experimentan una emoción. La estrategia para hacerlo se llama «reevaluación cognitiva» y está relacionada con niveles más bajos de ansiedad y depresión y una mejora del bienestar. Así, otra pregunta aún sin respuesta es si los ultra-corredores responden emocionalmente de una manera diferente a los no corredores.

 

El estudio

Se usó una sola sesión de 2.5 horas para estudiar la psicología de los corredores y comparar con individuos control. Se utilizaron dos herramientas:

  • Un auto cuestionario, a completar en una habitación tranquila, para evaluar la resiliencia, los rasgos de personalidad y las estrategias de regulación de las emociones.
  • Una prueba de regulación emocional, realizada por computador, para estudiar la psicofisiología del corredor. Se registraron las respuestas fisiológicas (frecuencia cardíaca y conductancia de la piel) en respuesta a imágenes emocionalmente negativas, y la capacidad de ajustarlas ante un segundo visionado utilizando las habilidades de reevaluación cognitiva.

 

Los resultados

Del auto-cuestionario se descubrió que los ultra-corredores eran:

  • más resilientes.
  • es más probable que usen la reevaluación positiva, como estrategia de regulación emocional.
  • menor nivel de extraversión afiliativa, o en otras palabras, menor necesidad de relaciones sociales.

No se encontraron diferencias en otras 16 medidas con respecto a los rasgos de personalidad y los procesos de regulación de las emociones.

De la prueba de regulación emocional:

  • los ultra-corredores mostraron menores cambios en la frecuencia cardíaca y en la conductancia de la piel en respuesta a imágenes negativas.
  • sin diferencias significativas en sus habilidades de reevaluación cognitiva.

 

Las conclusiones

  • Los ultra-corredores parecen más resilientes que los no corredores, pero se desconoce si es consecuencia de su entrenamiento o de una habilidad previa que los predispone a correr.
  • Los ultra-corredores parecen menos sensibles fisiológicamente a estímulos emocionalmente negativos, quizás debido a una diferencia en el procesamiento de imágenes negativas o por una adaptación del entrenamiento.
  • Menor extraversión afiliativa en ultra-corredores se asocia con la soledad de las carreras de ultradistancia, una modalidad que implica largas horas de entrenamiento y competición.

Queremos termina apuntando que la resiliencia se puede entrenar: las intervenciones psicológicas y el ejercicio regular se han asociado con un aumento de la capacidad de resiliencia.

 

Bibliografía

Psychological characteristics associated with ultra-marathon running: An exploratory self-report and psychophysiological study.

Roebuck GS, Urquhart DM, Che X, Knox L, Fitzgerald PB, Cicuttini FM, Lee S, Segrave R, Fitzgibbon BM.

Australian Journal of Psychology (Accepted/In press). https://doi.org/10.1111/ajpy.12287

Foto de Dan Meyers (Unsplash)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *