EL RITMO EN MARATÓN (I): INFLUENCIA DE LA EDAD Y ESTRATEGIAS

Los eventos deportivos de larga distancia implican una estrategia para el ritmo, para distribuir las reservas de energía y la velocidad durante toda la carrera.

Los principales ritmos en una carrera son:

  • Negativo, con inicio lento y aumento gradual de la velocidad.
  • Positivo, con inicio rápido y disminución gradual de la velocidad.
  • Constante, sin cambios de velocidad.
  • Variable, con cambios de velocidad frecuentes.

Elegir un ritmo adecuado está directamente relacionado con una mayor posibilidad de éxito, menor posibilidad de lesiones y un aumento del placer que los corredores populares obtienen por su participación.

En general, los ritmos de carrera negativos o constantes son las mejores estrategias para obtener un buen resultado en el maratón. Sin embargo, correr “en positivo” suele ser la estrategia más utilizada independientemente de la edad, sexo y tiempos de finalización en maratón.

El ritmo rápido en las primeras etapas suele estar relacionado con el «entusiasmo pre-carrera» y la ausencia de fatiga. En las últimas etapas del esfuerzo prolongado, el ritmo se ve afectado por factores fisiológicos, como una mayor fatiga, inflamación y daño muscular.

 

El estudio

Un estudio ha tratado de dilucidar cómo los corredores dosifican su esfuerzo según su edad, y si la estrategia de ritmo es diferente al correr una media maratón o un maratón completo. Para este propósito, eligieron a los corredores del Maratón de Viena de 2017 (maratón, n = 6081; medio maratón, n = 11384) y estudiaron la velocidad global media en toda la carrera y en 5 secciones diferentes.

 

Los resultados

Los principales hallazgos fueron:

  • La velocidad promedio disminuyó al avanzar la carrera tanto en el maratón como en el medio maratón, y fue así en todos los grupos de edad.
  • Los corredores de media maratón corrían a un ritmo más constante que los maratonianos. Los corredores de maratón sufrían un descenso de velocidad más acusado en la sección que incluía “el muro” (entre los 32 y 35k), probablemente por agotamiento de los depósitos de glucógeno.
  • Los hombres menores de 30 años cambiaban de velocidad con mayor frecuencia. Podría ser debido a su menor experiencia en mantener ritmos uniformes, y/o carecer de la impronta mental que corredores más experimentados podían tener grabada en el cerebro.

También hubo algunas limitaciones en el estudio. Los datos se obtuvieron a partir de una única carrera, todos los atletas mayores de 60 años se incluyeron en un grupo único y no había conocimiento individualizado sobre la experiencia previa de carrera y los niveles de entrenamiento.

 

Conclusiones

  • Los corredores de larga distancia podrían beneficiarse al adoptar una estrategia de carrera diferente, maximizando la oportunidad de lograr una mejor marca.
  • Correr “en negativo” (comenzar a ritmo lento y progresar poco a poco) o a ritmo constante contribuiría asimismo a mejorar el estado físico, evitar lesiones y proporcionar más satisfacción post-carrera.

En la próxima entrada veremos las diferencias estratégicas entre hombres y mujeres.

Gracias por leernos.

 

Bibliografía

Age Differences in Pacing in Endurance Running: Comparison between Marathon and Half-Marathon Men and Women.

Cuk I, Nikolaidis PT, Markovic S, Knechtle B.

Medicina (Kaunas). 2019 Aug 14;55(8). pii: E479. doi: 10.3390/medicina55080479.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *